Loading...
Obsequio por cuarentena



Domingo 18 de octubre de 2020

Portada Principal




Editorial y opiniones

EDITORIAL

Acudamos a una fiesta democrática

18 oct 2020

Desde las 07:30 horas de hoy, comienza la gran fiesta democrática, los bolivianos nos volcaremos a las urnas para elegir a un presidente legítimo y que tenga el apoyo suficiente para guiar el destino del país, tuvimos el tiempo suficiente para conocer a los candidatos, sus propuestas y para pensar a quién queremos votar.

Durante las campañas se vio mucha violencia entre militantes, pero la razón siempre le gana a la fuerza y es mejor el diálogo antes que los golpes y los insultos, eso sólo muestra falta de educación y tolerancia, además falta de inteligencia emocional.

Luego llegaron los debates, donde cada postulante tuvo su oportunidad de exponer sus puntos de vista y sus propuestas para poner en práctica una vez que lleguen al Gobierno.

Algunos aspirantes a la silla presidencial declinaron su candidatura, aduciendo que lo hacían por Bolivia, para preservar la democracia ante el escaso apoyo que tuvieron por parte de la ciudadanía. Recibieron muchas críticas por haber renunciado, pero es un acto de hidalguía reconocer cuando no es su momento y hacerse a un costado para apoyar a otras personas con más posibilidades.

Como fuere, cada candidato que pugna hoy por la presidencia de Bolivia, tiene sus motivos para haberse quedado y seguir en la carrera electoral, cada uno mostró lo que está dispuesto a ofrecer a este querido país, cada quien tiene sus seguidores y gane quien gane, si una mayoría elige a alguien es porque lo creen capaz de ser un buen líder.

Sólo queda esperar que el elegido sea humilde y demuestre trabajo por la sociedad, por las personas que lo escogieron para representarlos, que hagan quedar bien al país y sobre todo apunte hacia el progreso de la nación.

En todo caso ganará la democracia que ha costado recuperar, que ha costado sangre de compatriotas y lágrimas de muchas familias que quedaron sin sus seres queridos, pero que valió la alegría de vivir libres y soberanos.

Con la fe y esperanza de un mañana mejor, hoy, los bolivianos debemos acudir a las urnas, en paz, con tranquilidad y sabiduría, y convertir esta fecha, 18 de octubre de 2020 en una verdadera fiesta democrática, por el bien de todos los habitantes de Bolivia y por las futuras generaciones, quienes heredarán el país, para ellos debemos dejar no una herencia, sino un legado de sabiduría, templanza, paz y armonía, de hermandad y unidad, para que con esos valores presentes en su día a día, trabajen por días aún mejores para todos.

Se debe dejar atrás la mezquindad, la corrupción, la violencia, la intolerancia, para dar paso a cosas mejores y construir un país de gran valía, que sea un verdadero ejemplo para todo el mundo.

Para tus amigos: