Loading...
Obsequio por cuarentena



Sábado 19 de septiembre de 2020

Portada Principal




Sábado 19 de septiembre de 2020
ver hoy
Suben a 293 los fallecidos por Covid-19 en Oruro
Pág 2 
Con 632 casos
Bolivia supera la barrera de 130 mil contagios por Covid-19
Pág 2 
16 municipios se benefician con semillas e insumos agropecuarios
Pág 3 
Pese a restricciones por la pandemia la ABC trabajó casi de forma normal
Pág 3 
Quinua: con ofrendas a la Pachamama inició la campaña agrícola 2020-2021
Pág 3 
Dirección de Exploración se queda en Oruro, se firma acta de entendimiento
Pág 4 
Defensores del Desarrollo Industrial
Consideran necesario tener nueva representación del Comité Cívico
Pág 4 
Según el GAMO
Advierten funcionamiento de locales que venden alcohol en zonas periurbanas
Pág 4 
La mayor cantidad están en la C-29 y C-30
Oruro sorteó 10.224 jurados para 1.704 mesas de sufragio
Pág 5 
Unior y Colegio de Abogados buscan implementar salas virtuales en audiencias
Pág 5 
Molestia en instituciones orureñas
Comité de Defensa del Desarrollo Industrial pide tratar “plan de salvataje” con tres ministros
Pág 5 
EDITORIAL
¿Ser o no ser jurado electoral?
Pág 6 
EL SATÉLITE DE LA LUNA
El peor actor de reparto del Cambio Climático
Pág 6 
PICADAS
Pág 6 
Bajo estrictas normas de bioseguridad
Capachos y 5 espacios recreacionales reabren sus puertas desde hoy
Pág 7 
Retreta, Altiplano Alternativo y Fiesta en Casa
Desde este fin de semana el GAMO empieza nuevo ciclo de apoyo a artistas
Pág 7 
Camacho arremete contra Áñez tras declinación de su candidatura
Pág 8 
BREVES ELECTORALES
Pág 8 
FELICITACIÓN
Pág 8 
Editorial y opiniones

EDITORIAL

¿Ser o no ser jurado electoral?

19 sep 2020

Cuando se realizaron las elecciones de 2019, presuntamente viciadas de fraude, la multa para quienes no asistieran a las mesas de sufragio para cumplir su deber como jurados electorales era de Bs. 848,8, en cambio ahora que es más complicado tener que obligar a los ciudadanos a cumplir esas funciones, la multa es más elevada, por lo que, las personas que resulten seleccionadas para cumplir esa obligación deberá decidir entre la salud y la responsabilidad, preguntarse ¿ser o no ser jurado electoral?

Cuando el Tribunal Supremo Electoral, TSE, anunció la postergación de las elecciones generales del 6 de septiembre al 18 de octubre, muchas personas, entre ellas médicos, calificaron la misma de anticipada, y cuando la Presidente Jeanine Áñez levantó la cuarentena ocurrió lo propio, puesto que la curva de contagios por Covid-19 se redujo, pero aún no se logró achatar lo suficiente como para señalar que ya está en bajada y que ha pasado la peligrosidad.

Que muchos municipios cambiaron su clasificación de alto riesgo a moderado es cierto, pero no quiere decir que el peligro ha pasado, aún somos susceptibles de contagiarnos, por lo tanto, existen personas que no desean ser jurados electorales, porque no quieren arriesgar su salud y la de sus familias.

Sin embargo, el viernes reciente salió una instrucción de que se multará con más de mil bolivianos a quienes falten “a su deber” de ser jurado electoral, los gobernantes aseguraron que habrán estrictas normas de bioseguridad para evitar los contagios.

Se espera que las normas de bioseguridad sean lo suficientemente efectivas para que realmente la curva de contagios por el coronavirus no suba, sino que por lo contrario baje o se mantenga, puesto que ese día muchas personas estarán expuestas.

Se fijaron horarios, como una más de las medidas para evitar que la salud de los ciudadanos sea afectada negativamente, es decir, que se contagien con el virus mortal, pero los jurados no deben rechazar a las personas que vayan en un horario que no les corresponde, de la misma manera ese ciudadano podrá sufragar, pero podría generarse una innecesaria aglomeración.

Se dijo a través de esta misma columna, y con ejemplos reales, que a los bolivianos nos falta bastante disciplina, por lo que se teme que esta actitud lleve a la ciudadanía a mayores contagios y vuelva a colapsar el sistema de salud, que se dijo en muchas ocasiones, es precario.

A la gente ligada a la política parece que le interesa más una posición en el poder que la salud de los coterráneos o la propia, puesto que presionaron para que la fecha de las elecciones no se postergue demasiado, y esa presión logró que se cambie el plazo tan sólo un mes y unos días más del fijado para septiembre, así que los bolivianos tendremos que adaptarnos a esas decisiones y cumplir con las obligaciones correspondientes ante la convocatoria y conminatoria del TSE, para los comicios de octubre próximo.

A través de los medios de comunicación se hizo notar que cuando se realizaron las elecciones de 2019, presuntamente viciadas de fraude, la multa para quienes no asistieran a las mesas de sufragio para cumplir su deber como jurados electorales era de Bs. 848,8, en cambio ahora que es más complicado tener que obligar a los ciudadanos a cumplir esas funciones, la multa es más elevada, por lo que, las personas que resulten seleccionadas para cumplir esa obligación deberá decidir entre la salud y la responsabilidad, preguntarse ¿ser o no ser jurado electoral?

Para tus amigos: