Loading...
Invitado


Domingo 02 de agosto de 2020

Portada Principal


Domingo 02 de agosto de 2020
ver hoy
Gobierno declara prioridad la importación de oxígeno medicinal
Pág 2 
Agosto inicia con 2.004 nuevos casos de Covid-19 y 87 decesos en Bolivia
Pág 2 
En un número de 75
Brigadas buscan pacientes con Covid-19 por alrededores de “Rafael Pabón”
Pág 3 
Hasta el 30 de diciembre
Chóferes piden ampliación de diferimiento de créditos bancarios
Pág 3 
En la reciente sesión del COED
Gobernación compromete hacer estudio para una generadora de oxígeno
Pág 3 
Explotación minera en Ataraque
Defensoría del Pueblo no descarta vulneración de derechos
Pág 4 
Ballón representó a Bolivia en el Conversatorio Iberoamericano de Movilidad y Seguridad Vial
Pág 4 
En el primer día de agosto
Oruro reporta medio millar de nuevos casos de Covid-19, pero con pruebas rezagadas
Pág 5 
Para combatir el Covid-19
Fedjuve pide aprobación para uso del dióxido de cloro
Pág 5 
EDITORIAL
El pueblo es lo que menos importa
Pág 6 
La columna rota
La democracia y el virus
Pág 6 
PICADAS
Pág 6 
Abstención y ausentismo electoral
Pág 7 
¿Es la pandemia un accidente?
Pág 7 
En el mes patrio
Mamani Mamani alista colección de barbijos inspirados en los nueve departamentos
Pág 8 
No es imprescindible prueba PCR para admitir a pacientes Covid en hospitales públicos
Pág 8 
Editorial y opiniones

¿Es la pandemia un accidente?

02 ago 2020

Fuente: Por: Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*)

En sentido lato o amplio, accidente es todo aquello que, como determinante, se une a un sujeto o sujetos. En el orden lógico recibe el nombre de accidente todo lo determinante que puede darse o no en un sujeto o sujetos, mujeres y hombres. Accidente en el orden metafísico es lo que determina ulteriormente una substancia ya de por sí constituida en un grado del ser, por ejemplo: la actividad pensante respecto al alma.

El accidente determina la substancia en sí misma, como la calidad y la cantidad que serían accidentes absolutos, o en relación a otra cosa, como por ejemplo: las determinaciones espaciales o temporales que serían los accidentes

relativos.

La forma accidental difiere de la substancial en que ésta constituye fundamentalmente la esencia de una cosa; así el alma al cuerpo en cuanto al cuerpo vivo, y aquella, por lo contrario, supone dicha esencia ya acabada y constituye un ulterior determinante de la substancia.

Importante es comprender que un accidente no puede jamás existir como substancia; por su naturaleza requiere un sujeto de inherencia; en la pandemia son sujetos de inherencia, salvo mejor opinión, las actitudes de los que deciden en este mundo por la mayoría, es decir, las potencias mundiales, lo cual es una aberración, en referencia al cuidado de la naturaleza a la cual se la depaupera y explota demencialmente y, peor, se interrumpen sus ciclos armónicos de recuperación.

Además se contamina sin límite la atmósfera y las mismas potencias son renuentes, por la codicia, a establecer y cumplir acuerdos serios para generar el restablecimiento adecuado de la capa de ozono; hechos estos que desatan desastres y tragedias, y las principales víctimas son los desposeídos, olvidados y discriminados.

Como se puede comprobar, la pandemia sí es un accidente porque éste es una sucesión de incidentes anteriores para los cuales no se tuvo la diligencia y responsabilidad de subsanarlos a medida que se presentaban.

Así sólo se puede admitir a la pandemia actual como accidente porque viene impuesta por el cambio arbitrario que se dan a las cosas, es decir, a todo lo que conforma nuestro mundo, las cuales sufren alteraciones y pese a ello

mantienen su esencia.

Entonces no se puede atribuir esta pandemia con abstracción que sería separar de un todo algo de su contenido, pues toda la humanidad infiere su causa. Esta pandemia es una reflexión para todos y de su positivo razonamiento surgirá, después de superada, un mundo más consciente y atento a la preservación de las maravillas de la Creación.

(*)Es abogado corporativo, posgrados en Filosofía y Ciencia Política (Cides-UMSA), Alta Gerencia para abogados (UCB-Harvard), Arbitraje y Conciliación (Especialidad), Interculturalidad Y Educación Superior (UMSA), Derecho Aeronáutico (Instituto Iberoamericano de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial, Madrid), doctor honoris causa en Humanidades (IWA-Cambridge University, USA)

Fuente: Por: Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*)
Para tus amigos: