Loading...
Invitado



Viernes 22 de mayo de 2020

Portada Principal




Viernes 22 de mayo de 2020
ver hoy
El mundo supera los cinco millones de casos del Covid-19
Pág 2 
Facultades de la UTO deberán presentar un plan de contingencia para retomar clases presenciales
Pág 3 
Alberto Montecinos García, exalcalde de Oruro, fallece a poco de cumplir 89 años
Pág 3 
Trabajadores ediles a la espera de retornar a sus funciones paulatinamente
Pág 3 
En el periodo de cuarentena
El Tribunal Departamental de Justicia atendió 24 audiencias virtuales
Pág 4 
Control Social pide informe al alcalde sobre los gastos efectuados durante la cuarentena
Pág 4 
8 pasajeros y restricciones de horario entre propuestas para reactivar transporte público
Pág 5 
Transporte departamental espera propuesta del Gobierno para empezar a operar
Pág 5 
Fedbampo fue invitado y no parte de la organización de la polémica actividad de la Obra Maestra
Pág 6 
Sociedad Coral Infantil Oruro revive la voz de los niños en esta cuarentena
Pág 6 
Músicos académicos también son afectados por el Covid-19
Pág 7 
Los artistas orureños siguen cumpliendo con presentaciones de "Cultura en casa"
Pág 7 
Salud confirma 215 decesos y 5.187 casos de Covid-19 en Bolivia
Pág 8 
Oruro reporta tres nuevos casos positivos y dos fallecidos por Covid-19
Pág 8 
Caso Respiradores: Declaran cuarto intermedio en la audiencia del exministro Navajas e implicados
Pág 9 
Santa Cruz: Realizan primer procedimiento con plasma de paciente recuperado de coronavirus
Pág 9 
Ascensos: Copa responde a las FF.AA. que el Senado no trabaja bajo amenazas
Pág 9 
EDITORIAL
Desesperación por reiniciar comercio
Pág 10 
La columna rota
Las faldas de la pandemia
Pág 10 
PICADAS
Pág 10 
Se reivindica la traición de judas
Pág 11 
Madre?¡¡¡Única!!!
Pág 11 
Ecofuturo realiza el pago de más de 120.000 bonos sociales a nivel nacional
Pág 12 
En el caso de los 170 respiradores
"Testigo sorpresa" asegura que el Gobierno fue estafado por empresa española
Pág 12 
Editorial y opiniones

Se reivindica la traición de judas

22 may 2020

Fuente: Por: Dr. Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*)

El escritor israelí Amos Oz publica su libro "Judas" que, por el título sólo, pronostica una serie de afectos y desafectos, aun sin leerlo, hasta terminar sin agravios comparativos con otras posturas sobre este personaje.

Siempre será una interrogante eterna la negativa de los judíos a aceptar a Jesús como el Mesías, anunciado en el Antiguo Testamento, pese a que en los puntos esenciales existía correspondencia perfecta con las expectativas y esperanzas del pueblo judío ¿Sería la repugnancia de no concebir la idea de un Dios condenado vergonzosamente a ser crucificado o la influencia de una élite judía sumisa a los intereses de los invasores romanos que se dejaron convencer fácilmente por el peligro para la estabilidad política que representaba Jesús?

Esta polémica eterna de la negación de Jesús establece las dos historias: del judaísmo y la cristiandad y de toda la humanidad. Esta es la base del libro de Oz que establece otra fatigante pregunta sobre la figura de Jesús vista por los judíos en el transcurso de la historia y cuyo postulado es "si los judíos hubiesen aceptado a Jesús, la Historia en su totalidad habría sido totalmente distinta".

¿Es correcta la tesis que sin Judas y su traición no habría habido crucifixión y sin esta no habría habido cristianismo?, el lector podrá esbozar una respuesta indicando que, obviando la crucifixión siempre hubiera habido cristianismo, pues el advenimiento de Jesús a través de una consubstanciación de Dios a hombre, sustentaba una monolítica doctrina, inextinguible, como hasta ahora.

El autor de la obra no puede dejar de ser tentado por la especulación de la política y sostiene que no hubo traición de Judas pues o éste era miembro de una casta sacerdotal corrupta que Jesús quería depurar.

Remontando al momento actual los paladines de la traición a la humanidad y al respeto consecuente a la Naturaleza, son los líderes de las potencias que permiten, con su demente industrialización, causar el efecto invernadero y la explotación de gas y petróleo por el método de la fracturación hidráulica.

La incontrastable diferencia entre Jesús y Judas que no tiende puentes de afinidad al inicio, sin embargo, puede más la personalidad extraordinaria de Jesús, el amor que irradiaba a su alrededor, su sencillez y humildad, que transformó a Judas en el más devoto e incondicional discípulo de Jesús, aun así, quiso convencer y mostrar al mundo de su grandeza conduciéndole a la muerte, porque estaba convencido que Jesús descendería de la cruz ante toda Jerusalén y el mundo entero de ese tiempo, demostrando así que era el verdadero Hijo de Dios.

¿Cómo se podría concebir en términos sencillos el suicidio de Judas?, la pregunta es del columnista y el autor del libro da la respuesta: por la decepción de no haberse producido el descenso de la cruz, como reacción esperada y su deseo de acompañar a Jesús en la muerte. Esta tesis se contrapone a la que asume la historia identificando a Judas "como el paladín de la traición, además de la repulsiva representación paradigmática de los judíos de todos los lugares y de todos los tiempos" que es cita del autor del libro que se recensiona.

El autor coge fundamentalmente la idea de la traición y su profunda incidencia en todos los actos humanos y la traslada a la política para situar al protagonista de la obra actuando en la evolución de la traición sionista, el ser partidario del constante enfrentamiento con los árabes, su negación a la creación del Estado Israelí, pero es un idealista propulsor de la convivencia pacífica entre árabes y judíos en un mismo territorio; contrario a Ben Gurion que lo define como un ebrio de nacionalismo que conducía al pueblo israelita a una guerra sangrienta. El protagonista, por ello, quedaría identificado para siempre con la traición.

Por decantación surge la encarnación de las dos tendencias de los judíos de Israel: los que piensan imposible la convivencia con los árabes y los que han apoyado al Estado de Israel, manteniendo los ideales del pacifismo y convivencia; esta última es la posición del autor y de otros intelectuales israelíes.

Como corolario de esta novela, el autor reivindica la figura de Judas denotando que" a lo largo de la historia han aparecido hombres valientes que se adelantaron a su tiempo y por eso los llamaron traidores".

(*) Es Abogado Corporativo, postgrado en Filosofía y Ciencia Política (CIDES-UMSA, maestn) Arbitraje y Conciliación (Especialidad) Alta Gerencia para abogado (UCB-Harvard) Interculturalidad y Educación Superior (UMSA) Derecho Aeronáutico (Instituto Iberoamericano de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial, Madrid,) doctor honoris causa en HUMANIDADES, IWA-Cambridge University, USA

Fuente: Por: Dr. Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*)
Para tus amigos: