Loading...
Invitado


Jueves 21 de noviembre de 2019

Portada Principal


Ecológico Kiswara

Maneras de conservación de alimentos en tiempos de crisis

21 nov 2019

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Debido a los conflictos sociales que atraviesa Bolivia, especialmente los bloqueos de carreteras, en algunos departamentos comienza a escasear algunos alimentos de la canasta familiar como verduras, carne roja, pollo, entre otros productos.

Desde hace mucho tiempo, la gente ha intentado encontrar la mejor forma de conservar los alimentos en tiempos de crisis, ya sea por escasez, guerras, o porque en algunos países, en determinadas épocas del año, no se producían determinados productos.

Algunas de las formas más recomendables para la preservación, especialmente para las carnes son el escabechado, ahumado o salado, técnicas que aún persisten en la actualidad, pero que, gracias a los grandes avances científicos - tecnológicos en ingeniería alimenticia, se han ido modificando y perfeccionando, brindando, en algunos casos, la posibilidad de alargar casi "eternamente" la vida de los alimentos.

Uno de los métodos más utilizados en las grandes industrias, es la conservación por frío de la carne roja y el pescado, está dividida en frío positivo y frío negativo, este último es más recomendable para congelar un producto perecedero por mayor tiempo en un congelador, siempre viendo que la temperatura esté entre los -18º C hasta los -40º C que llega a ser ultracongelación.

Uno de los métodos más utilizados en las grandes industrias, es la conservación por frío de la carne roja y el pescado, está dividida en frío positivo y frío negativo, este último es más recomendable para congelar un producto perecedero por mayor tiempo en un congelador, siempre viendo que la temperatura esté entre los -18º C hasta los -40º C que llega a ser ultracongelación.

Entre otras técnicas se encuentra el ahumado, que consiste en la penetración de agentes bacterianos que se encuentran en el humo, que unido a la deshidratación y la conservación en frío para que las carnes se mantengan comestibles, entre esos se encuentran los fiambres y en la región andina el conocido charquekán que es carne seca de llama.

El adobo, es otra manera con la cual algunos alimentos pueden conservarse hasta por un año, consiste en introducir el producto, en trozos, en una preparación a base de vinagre, aceite y sal, que para completar la conservación se debe introducir en un frio positivo que es a partir de los 0º C hasta los 10º C.

Asimismo, ante la falta total o parcial de la carne el Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano (Cania), de Venezuela, presentó varias alternativas que sirven para tener una alimentación de calidad en tiempos de crisis.

Mariana Mariño, gerente de salud de Cania, plantea que en tiempos de crisis cuando no solamente el dinero escasea, los huevos son una buena opción proteica que se puede consumir a diario.

Las arvejas, lentejas y frijoles, pueden llegar a sustituir por un tiempo la canasta familiar básica, además, los cereales cocidos como el arroz, maíz, trigo y la avena ayudan a las personas a sobrevivir en tiempos de escasez, los frutos secos también son una buena opción para alimentarse como el maní, las almendras, nueces que ayudan a obtener proteínas.

Si bien algunos de estos tienen un precio elevado en pocas cantidades estos pueden brindar los nutrientes que poseen. Sin embargo, en el caso de los vegetales, al ser los alimentos más delicados, para mantenerlos, algunos como la lechuga, el tomate, entre otros son de rápida descomposición y no llegan a ser muy bien conservados, pero en el caso de las hortalizas se las puede mantener cocinándolas en baño maría para congelarlas y descongelarlas a temperatura de refrigeración.

En el caso de las frutas, si se quiere mantener en frío, se requiere un deshiele muy lento a temperaturas de refrigeración para que no se descompongan rápidamente.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: