Loading...
Obsequio por cuarentena



Lunes 01 de septiembre de 2014

Portada Principal




Lunes 01 de septiembre de 2014
ver hoy
Estudio revela que Oruro genera 48 mil toneladas de basura al año
Pág 1 
Imagen de Expoteco 2014 será publicada hoy
Pág 1 
Vence plazo para que inhabilitados sean registrados en el padrón
Pág 1 
Construcción de choza provocó susceptibilidades en Rodeo
Pág 1 
Joven con discapacidad auditiva diseñó un robot inteligente
Pág 1 
Varios
Pág 2 
Vehículos
Pág 2 
MÚSICOS
Pág 2 
Teléfonos
Pág 2 
Maquinarias
Pág 2 
Alquileres
Pág 2 
Casas y lotes
Pág 2 
Anticréticos
Pág 2 
Empleos
Pág 2 
Radio del Estado transmitió inauguración de sede del MAS
Pág 2 
Gobierno recibirá planillas de pago de incremento salarial
Pág 2 
Editorial
Septiembre un mes clave
Pág 3 
Picadas
Pág 3 
LA PALABRA ENCARNADA
Obras sin planificación, doble gasto para la región
Pág 3 
Nada que hacer
Pág 3 
La guerra necesaria contra Chile
Pág 3 
Dos confusiones sobre la Iglesia y la política
Pág 3 
Biblia
Ejemplo de humildad
Pág 3 
Libertad de expresión
Pág 3 
Norma ISO 9001
20 empresas trabajan para lograr certificación de calidad
Pág 4 
Vecinos critican uso de muros para propaganda política
Pág 4 
Derecho organiza foro político para presentar a candidatos
Pág 4 
Avenida aledaña a la terminal aérea costó Bs. 6,5 millones
Pág 4 
Colegiales son capacitados en forestar y reforestar áreas verdes
Pág 4 
En primer semestre
Fundempresa registró 1.351 nuevas empresas en Oruro
Pág 4 
Partido de los Trabajadores edita revista contestataria
Pág 4 
En el Desaguadero y Mauri
Elaboran plan para enfrentar al cambio climático en cuencas
Pág 5 
Falta de funcionamiento de semáforos genera congestionamiento vehicular
Pág 5 
Diferentes rubros aumentaron sus aportes impositivos
Pág 5 
UTO prevé instalar una planta beneficiadora del grano de quinua
Pág 5 
Costaron a Oruro Bs.106 millones
Ministerio de Transparencia debe investigar proyectos mal hechos
Pág 5 
Concejo promulgó Ley de Separación de Órganos
Pág 5 
Volqueta deja sin luces a parte de “La Aurora”
Pág 5 
Niños con discapacidad vivieron una fiesta con juegos de antaño
Pág 6 
Centro de Promoción Cultural Oruro hoy es fundación para la cultura
Pág 6 
ACFO recordará a Diputados revisión de proyecto de Reglamento a Ley 602
Pág 6 
50 años de “Supercalifragilisticoespialidoso”
Pág 6 
Hello Kitty no es una gata y nunca lo ha sido, revela su creadora
Pág 6 
Guitarra portuguesa, símbolo de la cultura lusitana, se reinventa
Pág 6 
Colección Pacha: ser cristiano no es desconocer la espiritualidad originaria
Pág 6 
Expertos japonenses llegan a Bolivia para compartir experiencias en educación
Pág 6 
Sigue la búsqueda de mineros en Nicaragua
Pág 7 
Chofer abandona su vehículo tras pelear con su pareja
Pág 7 
46 títulos fueron entregados a productores lecheros en Huancané
Pág 7 
Rechaza intento de “partidizar” agenda política de mujeres
Pág 7 
Declaran contingencia ambiental por mortandad de peces en México
Pág 7 
Putin llama a Ucrania a cambiar su modelo de Estado para frenar guerra
Pág 7 
Ucrania y Rusia efectúan primer canje de soldados
Pág 7 
Gobierno argentino busca aval del Senado para pago de deuda
Pág 7 
Al año: Pequeños productores producen 6 millones de toneladas de alimentos
Pág 8 
Desde inicio de operaciones
Línea roja del Teleférico recaudó aproximadamente Bs. 10 millones
Pág 8 
Familiares de suboficiales detenidos marcharán pidiendo su liberación
Pág 8 
Editorial y opiniones

Nada que hacer

01 sep 2014

Por: José Carlos García Fajardo

Me desconcertó leer en Facebook “Nada pesa más que no tener nada que hacer”. Lo peor es que lo había escrito un antiguo alumno mío y me sentí como alguien con un sombrero lleno de lluvia o empeñado en recoger agua en un cesto. ¿Por qué siempre hemos de tener que hacer algo? En China se dice Wu-Wei, hacer sin hacer, saberse, ser uno mismo, estar siendo, respirar, contemplar. A veces, una frase como esa da para un artículo pero no deja de ser una confesión de aburrimiento, de falta de imaginación… ¿Cómo va a pesar la nada? Es una contradicción en los términos, una petición de principio. Me vinieron a la mente lo escrito sobre unas grandes sábanas que colgamos en el hall de nuestra facultad: “Pueden los que creen que pueden”, “Lo hicieron porque no sabían que era imposible” y ésta de Orwell “Si nadie nos tiene que mandar, ¿a qué esperamos?” El problema es cuando actuamos como si el ocio no tuviera valor sin precio, de ahí el negocio (tan calvinista) que se define por su rentabilidad. Así hemos hecho del quehacer un trabajo, un tripalium, instrumento de tortura para los romanos y de donde hemos derivado la palabra trabajo que en español podría denominarse faena, hacer o no hacer pero que comporta saberse. Esta obsesión por creer que hay que justificar la existencia, como si nos hubieran pedido permiso para nacer.

De ahí también los sentimientos de culpa imbuidos desde la cuna. “¿Cómo estás ahí sin hacer nada? ¿Así vas a ser un hombre de provecho?”, mi madre. Habrá que recordar que la moral es una creación de la especie humana, por eso hay tantas “morales” como condicionamientos religiosos o ideológicos. Es un mecanismo de selección natural que hace que el hombre aparezca en la cima de una pirámide de desarrollo, porque el deber moral expresa una necesidad que no se encuentra en la naturaleza. La moral es desconocida para los animales pero los seres humanos se han inventado una serie de normas para que puedan sobrevivir los más aptos. Este concepto ha evolucionado desde las personas se han servido de las tecnologías como instrumentos de poder.

Del conocimiento al servicio de los poderosos en nombre de una supuesta raza superior, de una genética determinada, de una religión, de un territorio o de una ideología. Elevaron las anécdotas del poder circunstancial a categorías, y éstas a dogmas. Los hombres inventaron dioses a su imagen y semejanza, y no al contrario. Les hicieron hablar y las castas sacerdotales interpretaron sus pretendidas revelaciones.

Alcanzada la razón ésta es capaz de configurar un marco de referencia ideal al cual debe adaptarse la existencia. Ese deber que no es sino un recurso útil para mantener el orden y las reglas por los que mandan, o deliradas por algunos.

Benedicto VI preguntaba en su visita a los campos de exterminio nazis “¿Dónde estaba Dios cuando se producían estas cosas? Nosotros nos hacemos la pregunta ante las guerras, injusticias, explotación de unos pueblos por otros, torturas, conquistas, genocidios, esclavitud, imperialismos y religiones fundamentalistas e ideologías que continúan imperando. Entre ellas, la del pensamiento único, la del poder de los mercados financieros, la de la seguridad a cualquier precio y por los medios que sean.

No es fácil admitir la existencia de un dios bondadoso, clemente y misericordioso para reparar todo el daño que en su nombre o a sus espaldas se ha cometido y se comete.

Es más coherente vivir como si no existieran sino el aquí y ahora de una existencia contingente y efímera que dura hasta morir. Y vivir hasta morir es vivir lo suficiente. Con Sócrates respondemos a la inquietud de si hay vida después de la muerte.

Despertarnos y caer en la cuenta de que ir al mercado o al trabajo es la cosa más importante que podemos hacer ese día y a esa hora. Es un auténtico acto trascendente, un sacrificio en el sentido etimológico del término. Una ofrenda y celebración, un saberse en el orden que rige el universo, no el orden establecido por los hombres instrumentalizando la razón y confundiendo la información con el conocimiento. Co-gnoscere es ver dentro, hacerse uno con las cosas, saberse en comunión, libre y responsable a la vez. De ahí la importancia de ir al mercado para comprar lo necesario. Y toda creación asumida libera, expresa, alivia y consuela.

(*) Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Director del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS)

[email protected] - Twitter: @GarciafajardoJC

Para tus amigos: