Loading...
Invitado



Sábado 30 de junio de 2018

Portada Principal




Sábado 30 de junio de 2018
ver hoy
EDITORIAL
Pág 2 
GAMERS
Cómo superar la sala de los reflejos de Mario Tennis Aces
Pág 2 
TECNOLOGÍA
Instagram logra 1.000 millones de usuarios mensuales y lanza aplicación IGTV
Pág 2 
MASCOTAS
Corte de uñas en gatos ¿bueno o malo?
Pág 2 
RECETAS
Delicioso arroz con leche (Receta de la abuela)
Pág 3 
COSAS DEL AMOR
Las relaciones familiares son fuente de felicidad
Pág 3 
POEMAS
Azul
Pág 3 
EL ARTISTA DE LA SEMANA
Angie Salgar Caballero: Fotógrafa boliviana con carácter y sensibilidad
Pág 4 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
¿Qué es el aura?
Pág 5 
HORÃ?SCOPO
Pág 5 
Así es la Alta Tierra de los Urus
Una visita, una caminata y un grato recuerdo dominical
Pág 6 
Karla Marisol Pardo Guzmán
Pág 7 
BELLEZA
Todo lo que necesitas saber de la keratina
Pág 8 
ESTÃ?TICA
¿Qué hay detrás de los llamados hilos mágicos?
Pág 8 
MODA
Las más bellas de Bolivia
Pág 8 
ODONTOLOGÍA
Cuidado odontológico para niños con labio leporino o paladar hendido
Pág 9 
SALUD
La orientación sexual en los adolescentes
Pág 9 
TRAUMATOLOGÍA
Tendinitis rotuliana
Pág 9 
Mayor nivel de vitamina D es igual a menor riesgo de cáncer de mama
Pág 10 
Ceviche de Trucha
Pág 10 
FARÁNDULA
Falleció Joe Jackson, el padre de Michael Jackson
Pág 12 
CINE
A Natalie Portman le encantaría que hubiese una secuela de ´V de Vendetta´
Pág 12 
LEY Nº 369
Pág 12 
Revista Tu Espacio

COSAS DEL AMOR

Las relaciones familiares son fuente de felicidad

30 jun 2018

Fuente: Fuente: eltiempo.com

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Ser feliz, es un estado que demanda equilibrar aspectos psicológicos, físicos, mentales y sociales. Las investigaciones aseguran que es una experiencia que varía para cada persona según cómo se sientan y la armonía con la que vivan. Influye desde tener cubiertas las necesidades básicas hasta realizar una labor con dedicación y compromiso, ver cumplidas las metas o disfrutar los buenos momentos.

En este contexto, las buenas relaciones familiares son definidas por muchos como una fuente importante de felicidad, más allá del dinero, el trabajo o las buenas condiciones materiales. Dado que la familia puede proveer los insumos necesarios para establecer vínculos afectivos fuertes, estables y gratificantes que lleven a experimentar la sensación de amor, seguridad y protección incondicional.

Esto se traduce en un estado general de bienestar emocional y percepción de satisfacción. Pero la felicidad familiar no es una condición dada. Sacar adelante un proyecto afectivo conjunto y crecer positivamente como familia no ocurre solo ni de manera espontánea. Es algo que se conquista día a día con esfuerzo, decisión y voluntad.

Vivir bien en familia es el resultado de un proceso de aprendizaje que exige que cada uno de sus miembros se esfuerce por identificar y poner en práctica actitudes que permitan desarrollar el talento familiar y su gran capacidad para experimentar amor, ternura, consideración y empatía de manera constructiva.

La felicidad familiar pasa por entender que las personas son diferentes, y esto no tiene que ser una razón de distancia y confrontación. Que la alegría, la ilusión, la esperanza y el regocijo hacen parte de su dinámica, pero también la tristeza, el agobio, la rabia, el dolor o el sufrimiento.

Igualmente, en entender que el conflicto hace parte de la dinámica de todas las familias, pero que es posible hacer inversiones inteligentes y positivas para la resolución de los problemas y elegir la forma más efectiva, sencilla y menos costosa de entenderlos y manejarlos.

La buena vida familiar está lejos de ser perfecta. A lo que nos enfrentamos a diario en la convivencia es a diferentes circunstancias que ponen a prueba el amor, la paciencia, la tolerancia y la capacidad de autocontrol de cada miembro de la familia. La clave está en alcanzar el equilibrio cuando tenemos dificultades.

El reto de llevar una buena vida familiar radica más en una visión optimista y amable, al igual que en los recursos de la familia. La buena noticia es que la mayoría de las veces no se necesita hacer grandes cambios, se trata más bien de acciones sencillas, de prácticas cotidianas y positivas, como reconocer y apreciar las cosas buenas de la familia, generar buenos ratos compartidos, dar apoyo y compañía en los momentos difíciles, promover encuentros amables en familia, mostrar interés por el otro, cuidarse mutuamente o disminuir el estrés.

Fuente: Fuente: eltiempo.com
Para tus amigos: