Loading...
Invitado



Sábado 19 de febrero de 2011

Portada Principal




Sábado 19 de febrero de 2011
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
Adolescentes mal etiquetados
Pág 3 
Pildoritas para el Espíritu
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Teresa Gumiel: “Bailar significa escapar, ser libre, ser feliz”
Pág 4 
Padre de Miley Cyrus dice que show Hannah Montana “destrozó” su familia
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Sacerdocio del Amor
Pág 5 
Los encantos de Bolivia
La crianza del ganado camélido una potencialidad para Oruro
Pág 6 
Mirtha Luján: Alegre, optimista y tierna
Pág 6 
Rizado ó permanente de pestañas, planchado y tinte de cejas
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Novia brasileña es secuestrada en la iglesia, vuelve y consigue casarse
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Unos 170 afectados por misteriosa enfermedad en Mansión Playboy
Pág 8 
El videojuego y su evolución durante generaciones
Pág 8 
Basta de espacios muertos
Pág 8 
Bisutería para el carnaval
Pág 9 
Embarazo y odontología
Pág 10 
Del ejercicio físico
Pág 10 
Sexo
La espiritualidad en el sexo
Pág 10 
EL CALCIO
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

Sexo

La espiritualidad en el sexo

19 feb 2011

Fuente: sexualidad.doctissimo.es

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Hay disciplinas como el Tantra que ligan estrechamente sexo y espíritu, una conexión que no es evidente para todo el mundo. Y sin embargo es así: El sexo nos abre un abanico de nuevas posibilidades, nos acerca a nuestra esencia y a la de nuestra pareja.

Ciertas sensaciones y emociones sólo pueden expresarse a través del sexo, y no con palabras. Tras un acto sexual especialmente feliz, respiramos profundamente y nos decimos: «La vida es esto. Hay poco más».

Pues, como los ángeles, el sexo es invisible pero está siempre presente en nuestras vidas. Como dice la canción de John Paul Young: «El amor está en el aire». El ser humano es tan sexual como espiritual, y su misión en la vida es integrar ambos aspectos para lograr una existencia realizada y completa.

En ese sentido, el sexo es un gran maestro que nos enseña a armonizar el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.

¿Qué otras lecciones espirituales nos procura el sexo? Nos enseña, por ejemplo, que…

-Hacer el amor y practicar sexo no siempre es lo mismo.

-El sexo no es mejor ni peor en la madurez que en la juventud: simplemente es diferente.

-Nadie nace enseñado: Hay que experimentar y aprender para llegar a ser un buen amante.

-Todas las personas son profundamente sexuales, incluso las que no practican sexo.

-Tener buen sexo no garantiza la felicidad, pero ayuda. Para ilustrar esto último, cerraremos este epílogo de la misma manera que lo hemos abierto, con Woody Allen.

En la película Annie Hall, el director neoyorquino echa el telón sobre el drama sentimental de los protagonistas con un chiste que resume muy bien porque, a pesar de todo, el sexo sigue siendo tan importante en nuestra vida: «Me acordé de aquel viejo chiste, ya saben, es la historia de un tipo que va al psiquiatra y le dice: –Doctor, mi hermano está loco. Cree que es una gallina.

–¿Por qué no lo interna? –responde el doctor.

–Lo haría, pero necesito los huevos».

Pues bien, así es poco más o menos como suelo ver las relaciones.

Completamente irracionales, locas y absurdas; pero creo que las mantenemos porque...

«La mayoría de nosotros necesitamos los huevos»

Fuente: sexualidad.doctissimo.es
Para tus amigos: