Loading...
Invitado


Jueves 11 de julio de 2019

Portada Principal


Suplemento Policial

¡Atrapada!

11 jul 2019

Fuente: LA PATRIA

La Policía capturó el martes reciente a una mujer de 37 años, quien tenía orden de aprehensión por ser la presunta cómplice en el asesinato de un exmilitar que ocurrió el 2018

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Minutos antes de las 09:00 horas llegó hasta las puertas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) una vagoneta tipo "surubí" en cuyo interior estaba custodiada por policías, una de las presuntas cómplices de los autores del asesinato del exmilitar, Luis Gareca Oporto de 64 años, ocurrido el 21 de julio de 2018, en el interior de su domicilio situado en las calles Herrera entre Bacovik y avenida 6 de Agosto.

De acuerdo a la información que proporcionó ayer el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel Manuel Vergara Sandoval, la presunta cómplice tenía una orden de aprehensión, que fue ejecutada por funcionarios de la Felcc de la ciudad de Sucre.

Ante esa situación, viajó al lugar personal de la División Homicidios y del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), con el objetivo de traer a esa mujer de 37 años identificada como Shirley P.R. En dependencias policiales de Sucre se la encontró con su niño de apenas un mes y medio de nacido.

Ante esa situación, viajó al lugar personal de la División Homicidios y del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), con el objetivo de traer a esa mujer de 37 años identificada como Shirley P.R. En dependencias policiales de Sucre se la encontró con su niño de apenas un mes y medio de nacido.

Junto a él se la trajo, para que dé cuentas de su accionar durante el hecho delictivo suscitado la pasada gestión. Una vez en las oficinas de la Felcc de la ciudad de Oruro, la aprehendida prestó sus declaraciones una hora y media aproximadamente, luego fue trasladada hasta el Ministerio Público. Se prevé que hoy se realice su audiencia de medidas cautelares.

En el caso quedan dos sospechosos aún, están prófugos, mientras que otros dos están con detención preventiva en el penal de San Pedro de la ciudad de Oruro, entre ellos, el extrabajador Israel C.B. y el inquilino de la casa donde murió la víctima, Daniel C.M.

Durante la etapa investigativa, hubo algunas irregularidades, entre ellas, se ocultó por varios meses en la Fiscalía, el examen toxicológico del inquilino de la casa, quien afirmó en un primer momento que los supuestos delincuentes le inyectaron una droga, sin embargo; después de varios reclamos de la parte demandante se encontraron los resultados y se estableció en el documento, que este individuo no tenía ninguna sustancia extraña en el organismo.

ANTECEDENTES

La mañana del 21 de julio del año pasado, un poco antes del mediodía, falsos predicadores golpearon la puerta de calle de la víctima, abrió el inquilino, de quien aún se sospecha su participación en el caso.

Según esta persona fue maniatada y arrinconada hasta una de las habitaciones donde le inyectaron una sustancia, hecho descartado por el examen toxicológico del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). Posteriormente, los antisociales ingresaron al lado donde vivía el exmilitar y lo golpearon hasta matarlo.

Pero en sí, el objetivo no era la persona victimada, sino el dinero que guardaba dentro. Por ello, los delincuentes se llevaron un botín de 100 mil bolivianos y 75 mil dólares.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: